sábado, 24 de septiembre de 2011

Más que a nada;

No tengo ni la menor idea de como a pasado, de como él mi amigo, mi psicólogo de vez en cuando, mi dosis de sonrisas, se ha convertido en tan poco tiempo en una persona mucho mas importante, en una persona por así decirlo imprescindible.
Pero es que algo se despertó en mi después de que sus labios rozasen los míos.
Y ahora solo le quiero a el y como si de una obsesión se tratase no puedo sacarlo de mi cabeza.
Le quiero más que a nada en este mundo por como es, por como hace que me sienta cada vez que me abraza, por como me besa cuando ya ni siquiera las palabras hacen falta.
Y nunca pensé que fuera posible tener a alguien ocupando tu mente 23 horas y 59 minutos mientras ocupa tu corazón 24 horas del día.
Y el me ha demostrado que los sueños a vece son son tan distintos a la realidad y que algunos gestos o miradas pueden decir mucho más que un par de palabras.


No hay comentarios:

Publicar un comentario